¿UN ANTIGUO AMO TE PERSIGUE? ¡No le sirvas más!

"Y fue dado aviso al rey de Egipto, que el pueblo huía; y el corazón de Faraón y de sus siervos se volvió contra el pueblo, y dijeron: ¿Cómo hemos hecho esto de haber dejado ir a Israel, para que no nos sirva?" Ex. 14:5

¿Todavía te anda persiguiendo el amo terrible al que servías antes que a Jesús? Igual a ti, a diferencia de a Moisés, Dios no te ha prevenido de que ese viejo amo no te va a dejar salir de Egipto a la primera.

Los milagros se han producido, delante de tus ojos, has visto la liberación de la esclavitud y te crees que ahora todo va a ser un camino de rosas. El ángel de la muerte pasó y tú fuiste librado, despojaste a los egipcios y saliste triunfante.... pero...

"Siguiéndolos, pues, los egipcios, con toda la caballería y carros de Faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército, los alcanzaron acampados junto al mar..." Ex. 14: 9

A un lado Faraón y Egipto. Ellos sólo te quieren para que los sirvas... si lo haces y te rindes, probablemente te dejen en paz. Al otro lado el mar rojo, infranqueable y detrás... el desierto. La incertidumbre.

Tu única salida: la confianza (la fe). Igual si te descuidas, hasta ves el Mar Rojo abrirse. Y si no lo ves abrirse, ¡tampoco le sirvas!

"No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado" Daniel 3: 17-18


© cristianismo-primitivo.org/.net/.com. Todos los Derechos Reservados.