EL CRISTIANO EVANGÉLICO y LOS ANTICONCEPTIVOS

Con este estudio trataremos de traer luz a los cristianos evangélicos sobre el uso de los anticonceptivos y el efecto abortivo de muchos de ellos.

"...ni matarás a un niño con un aborto, ni matarás al que ha nacido..." (La Didaké, 2). Siglo I

"...Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra" (Génesis 1: 28)

Me temo que ciertos cristianos evangélicos muchas veces nos creemos moralmente superiores a otras denominaciones que se llaman cristianas (hablo de "moral", no de conocimiento de la Biblia). Sin embargo con el tema del uso de los anticonceptivos y la planificación familiar, desde mi humilde punto de vista, estamos lejos de cumplir la voluntad de Dios, y lejos del enfoque moral que la Biblia demanda al respecto.

El primer mandamiento que Dios dio al hombre fue que creciésemos y nos multiplicásemos. Lo vemos en Génesis 1: 28 (que hemos citado arriba) y después del diluvio cuando Dios le dice a Noé:

"Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra" (Génesis 9: 1)

No creo que sea una casualidad que Dios diese como primer mandamiento a Adán, y después a Noé, que fuésemos fecundos y que nos multiplicásemos.

Dios es un Dios de Vida
, ama la Vida y es Creador de Vida, desde la brizna de hierba que crece en el campo hasta la ballena azul, o la corona de Su creación: La Vida Humana.

Dios nos ha hecho colaboradores Suyos en el tema de los hijos. Su Plan es que niños nazcan y que ninguno muera en el seno de sus madres. Desde el momento en que el espermatozoide del hombre encuentra al óvulo de la mujer ahí hay una Vida Humana valiosa para Dios, con un plan de bendición y potencial de Vida.

La Biblia siempre habla de los hijos como una bendición, nunca como una carga. La falta de hijos es descrita por Dios en Su Palabra como una maldición y como un motivo de tristeza. Siempre habla de los muchos hijos como un motivo de alegría y no de desgracia, los Salmos especialmente están llenos de ejemplos:

"Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. He aquí que así será bendecido el hombre que teme a Yavé" (Salmo 128: 3-4)

Vemos que el hombre temeroso de Dios tiene una bendicion particular que son los muchos hijos.

Sin embargo en el medio cristiano evangélico, y aún entre las iglesias más conservadoras y las de carácter fundamentalista (palabrita de origen cristiano que hoy en día se asocia a asesinos y colocadores de bombas), prácticamente nunca se enseña esta Verdad Bíblica y hasta en los casos más extremos se menosprecia al que tiene una prole numerosa.

En algunas iglesias ultraconservadoras donde se mira muy mal, o como "no cristiano" a un hermano fumador o que bebe vino con moderación, he conocido con enorme tristeza algún caso de incluso pastores que tienen mujeres que -entiendo que por desconocimiento y negligencia- usan métodos anticonceptivos abortivos y ni se preocupan de saber algo sobre lo que les han metido en el útero unos médicos que ni son cristianos: Esto es L-a-m-e-n-t-a-b-l-e.

No me toca a mi meterme en la intimidad matrimonial de la pareja cristiana, ni decirle a nadie lo que debe hacer o dejar de hacer en su dormitorio. Pero como cristiano debo dar una voz de alarma.

Creo que las lícitas y necesarias relaciones sexuales dentro del matrimonio entre un hombre y una mujer, tienen un triple motivo:
  1. La reproducción para cumplir el mandamiento Bíblico.
  2. La comunión más íntima en el seno de la pareja.
  3. El disfrute lícito de los placeres del sexo. Una bendición de Dios, por la que debemos darle gracias como cuando bendecimos la mesa antes de comer.
La persona que usa un anticonceptivo, normalmente (salvo exepciones que veremos más adelante), lo hace para poder disfrutar de la comunión íntima con su pareja, y del placer sexual lícito en el matrimonio, sin al mismo tiempo querer tener hijos. ¿Es este el plan de Dios?¿Es esta Su Voluntad?.

Creo (lo leo en la Biblia) que las relaciones sexuales en el matrimonio deberían ser lo más numerosas y satisfactorias posibles, y que no debemos privar al cónyuge de ellas bajo ningún motivo, como dice el apóstol Pablo:

"...pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando" (1ª Coríntios 7: 9)

O por ejemplo cuando dice:

"...No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia" (1ª Coriontios 7: 5)

Desde luego que ocuparse sosegadamente en la oración no es estar 5 semanas orando, sino uno o dos días. Pero el problema es cuando queremos una parte del tema y no queremos la otra: Queremos tener relacciones sexuales, pero queremos anular la posibilidad de procreación inherente a las mismas.

En el judaísmo ortodoxo y en libros como el Talmud se explica que el sexo debe ser satisfactorio y lo más habitual posible. ¡Cuántos adulterios por parte de los hombres se hubiesen evitado si sus mujeres les hubiesen colmado de esta satisfacción! En el adulterio cometido por la mujer normalmente los motivos son más sentimentaloides o de un romanticismo diabólico, que sexuales. La mujer cristiana no debe negarse a su marido, ni el hombre cristiano a su esposa. Es evidente que un hombre que es un tirano en casa, no podrá pretender que su mujer se le entregue con gozo, etc. pero este no es el objeto de este estudio.

Lo que pretendo decir es que la cuestión sexual no es evitada por la Biblia, ni tratada de manera mojigata. Al contrario se le da mucha importancia en el matrimonio. Es una cuestión muy importante para el buen desarrollo del matrimonio cristiano y para evitar pecados de fornicación o adulterio.

La imagen mala y sucia del sexo, aún en el matrimonio, es fruto de la religión de Roma y su adulterado evangelio. Fruto de enseñanzas gnósticas y de mentes perturbadas.

Vemos también que el llamado "celibato" obligatorio de ciertas denominaciones religiosas (que no conocieron los primeros cristianos y que en el Catolicismo fue fruto del Concilio de Elvira en el S. IV y que no quedó establecido por Roma hasta casi el siglo XI) no lleva sino a la locura, a acabar completamente "tarado" y a escándalos como la pederastia, la pedofilia o la homosexualidad del clero.

Repito que el objeto de este estudio no es meterme en la cama de otros matrimonios, sino hablar de la anticoncepción y del aborto.

Pasemos a ello:

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS ABORTIVOS (que asesinan bebés).

1º el DIU:

Es un artefacto en forma de "T", el cual se inserta en el útero para obstaculizar tanto la fertilización como la implantación del óvulo.
Señoras cristianas: El DIU o "Dispositivo Intra-Uterino" es un método abortivo. Se produce o puede producir fecundación porque no impide que el espermatozoide llegué al óvulo y se forme una Vida, un Ser Humano, pero impide que éste se anide al haber en el útero ese cuerpo extraño.

El bebé en forma de embrión muere. Es asesinado. Si Ud. lo usa hágaselo quitar de inmediato y deje de tener relacciones sexuales con su esposo (explicándole porqué) hasta que se lo quite.

Mi mujer en estos años de matrimonio ya ha encontrado a un par de cristianas muy conservadoras que lo usaban sin (aparentemente) saber su efecto infanticida: Cuando ella les explicó cándidamente que es abortivo, una le respondió que "esperaría a que Dios se lo revelase" (¡¡Creo que lo estaba haciendo por medio de mi mujer!!) y la otra se quedó muy extrañada y le dijo, aparentemente a la ligera, "pues que Dios me perdone", sin más. Mi mujer se quedó bastante extrañada de esta reacción de esta mujer que pareció no darle mucha importancia al asunto.

Mujer cristiana: ¿Juzgas como "poco santo" a quien bebe vino y te dejas poner un aparato en el útero, nido de la vida, sin preguntar o informarte bien?

Hombre cristiano: ¿Miras mal a un cristiano agarrado por el hábito del tabaco (que es más un "pecado" de salud que de moral) y dejas que un médico impío le introduzca un aparato en el seno de la vida a tu mujer sin saber que con él estás matando a tus hijos?

Los médicos no católicos o no cristianos suelen decir que No es abortivo y engañan a las mujeres, pues para ellos un "grupito de células" no es un ser humano, pero para Dios, sí:

“Porque tú formaste mis entrañas; tu me hiciste en el vientre de mi madre... mi embrión vieron tus ojos” (Sal. 139:13)

Si Ud. usa el DIU quíteselo, pida perdón a Dios de todo corazón y tenga temor de Dios. Si lo ha usado en el pasado, haga lo mismo. Sólo Dios sabe cuántos hijos ha perdido (asesinado involuntariamente) Ud. por ello.

Similar a éste método y con similares consecuencias es el anillo vaginal.

Con el DIU, el bebé muere asesinado.

2º La Píldora anticonceptiva o contraceptivo oral - Vulgarmente conocida como "La píldora".

Funcionan "engañando" al cuerpo de la mujer para que éste actúe como si ella estuviera continuamente embarazada. Impide que el sistema reproductivo de la mujer funcione normalmente al hacer que sus ovarios mantengan un inusual nivel de estrógeno y/o de progestina. Como resultado, la ovulación cesa de ocurrir o se reduce.

La píldora no siempre impide la fertilización (concepción), y cuando ésta ocurre, la píldora generalmente impide que el óvulo fecundado (la nueva vida humana), se implante en la membrana del útero. En esos casos, la píldora actúa como un abortivo directo.

El bebé muere asesinado.

Si Ud. toma la píldora deje de hacerlo, pida perdón a Dios de todo corazón y tenga temor de Dios. Si la ha usado en el pasado, haga lo mismo. Sólo Dios sabe cuántos hijos ha perdido (asesinado involuntariamente) Ud. por ello.

El Norplant

Menos conocido que los anteriores: Son seis pequeños tubos similares a cerillas o fósforos que se introducen debajo de la piel en la parte superior del brazo de la mujer.

El Norplant segrega ciertas dosis de progestina, un abortivo que impide que el ser humano en desarrollo se implante en el útero materno. El Norplant, por lo tanto, también es abortivo.

El bebé muere asesinado.

Otros anticonceptivos abortivos:

Por ejmplo la RU 486 (o "píldora abortiva" o "Del día siguiente"), Depo Provera, Preven, etc...

Les recomiendo lean este artículo de la web aciprensa (romanista) que habla del tema y en el que en parte me he basado para mi estudio: http://www.aciprensa.com/vida/efectos.htm

MÉTODOS DE PLANIFICACIÓN FAMILIAR NO ABORTIVOS (que NO asesinan bebés).

Sólo conozco dos:

El preservativo:

Su uso está prohibido por religiones como la católica, para la que "...todo uso de la sexualidad fuera del matrimonio resultará inmoral (le faltará la entrega amorosa); y, dentro de éste, deberá estar abierta a la vida (es decir, no se deberá alterar artificialmente la potencial fertilidad del mismo). Es lo que enseña el Art. 14 de la Enc. Humanae vitae".

Desde mi punto de vista como cristiano evangélico que no quiere meterse en las camas ajenas, ni decirle a la gente cómo debe pensar, creo (no es más que mi opinion personal a la Luz de la Escritura) que su uso debería limitarse a casos en los que haya peligro de contagio de enfermedades como el VIH o SIDA (en el caso de que uno de los esposos tuviese dicha enfermedad) o en el caso de que una mujer por motivos médicos (por ejemplo: Problemas mentales, tomar un medicamento gravemente dañino para el embrión, etc.) no pudiese tener hijos. Lo que dice Roma sobre la abstinencia en el matrimonio de personas así es de "marcianos" desde mi punto de vista como hombre.

Si el marido no quiere ponerlo porque le es incómodo mejor que se abstenga de usar otros métodos y se deje bendecir por Dios con hijos e hijas, o que se aguante.

Lo que dice la iglesia de Roma sobre la abstinencia sexual en el matrimonio en casos límites como los mencionados arriba me parece irreal, peligroso y como digo arriba una fábrica de locos.

Método Ogino-Knaus:

Consiste en tener un control de los días de fertilidad de la esposa, y evitar las relaciones sexuales dicho periodo. Evidentemente no es 100% fiable.

Me parece natural y entra dentro de la lógica y de las reglas que Dios ha puesto.

Yo lo recomiendo como el caso del preservativo, en el caso de que una mujer por motivos médicos no pudiese tener hijos.

Repito: Muchos hijos según Dios son una bendición, no un estorbo ni una molestia.

Insisto en que la abstinencia sexual forzada o impuesta es irreal, no es bíblica y solo produce escándalos.

Repito también: El sexo es SOLO para el matrimonio entre un hombre y una mujer casados. El adulterio o la fornicación en el Antiguo Testamento es un pecado motivo de muerte, y en el Nuevo Testamento se nos dice:

"...Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida" (1ª Juan 5:16).

Creo que el adulterio o la fornicación son de esos pecados, gravísimos, que tienen perdón en el Nuevo Pacto pues Jesús puede perdonar y perdonó a los adúlteros arrepentidos, pero que destruyen una familia (base de la sociedad y de la Iglesia) y a las personas de manera brutal. Es egoísta, una falta contra el Amor, contra la confianza del otro cónyuge y contra un pacto hecho ante Dios y ante los hombres (no es pues una mera "promesa", sino un "juramento" en el sentido etimológico del término, con Dios como vigía del mismo).

Cada uno como cristiano debe examinar lo que hace con su vida a la Luz de la Escritura en el tema de la anticoncepción y de los métodos de planificación matrimonial. Lo que es claro es que yo no le dejaría a mi mujer ponerse un cacharro en el útero (un lugar santo donde se forma la Vida -¡Ay de las adúlteras y de los adúlteros! ¡Ay de los abortistas!-) sin informarme bien lo que es y cuales pueden ser sus consecuencias. Lo mismo con tomar una pastillita o hacerme como hombre la vasectomía.

Espero, aún de manera breve, haber aportado algo sobre este tema

Autor JPV. © cristianismo-primitivo.org/.net/.com. Todos los Derechos Reservados.
© cristianismo-primitivo.org/.net/.com. Todos los Derechos Reservados.